Forma y tamaño

La Tierra es el más grande de los planetas terrestres. Si dieras una vuelta alrededor suyo pasando por los polos norte y sur, deberías caminar 40.008 km. Pero si quisieras hacerlo por la línea del Ecuador, la CIRCUNFERENCIA de la Tierra sería de 40.075,16 km.

De la misma forma, si hicieras un pozo en la Antártida y atravesaras todo el mundo en línea recta, pasando por su centro, hasta llegar al Ártico, deberías cavar 12.713,5 km; pero si quisieras hacer lo mismo uniendo dos puntos que se encuentren opuestos sobre la línea del Ecuador, deberías cavar 12.756,1 km. Esta medida se conoce como DIÁMETRO.

Estas diferencias en circunferencia y diámetro se deben a que nuestro Planeta no es una esfera perfecta, sino que se encuentra achatada en sus polos. Entonces, la Tierra no es exactamente redonda; pero ojo… ¡tampoco es plana! Les “terraplanistas” niegan todo cuanto sabemos de la forma terrestre, que es mucho.

La Tierra es un esferoide achatado o ELIPSOIDE. Esto se explica porque la fuerza de gravedad hace que los elementos se contraigan hacia su centro, pero al rotar sobre su eje se ejerce una fuerza centrífuga que es mayor en la línea del Ecuador, produciendo allí un abultamiento y un achatamiento en los polos.