Climas

Antes que nada debes saber que tiempo y clima no son lo mismo. Cuando decimos que hace calor, frío, está lloviendo o está despejado nos referimos al TIEMPO ATMOSFÉRICO, que son las condiciones en un momento determinado. El CLIMA se determina considerando períodos más largos y condiciones promedio para distintas épocas del año a lo largo de muchos años. Por ejemplo, puede haber una tormenta impresionante en una zona de clima habitualmente seco.

Los climas dependen de varios factores, principalmente: el movimiento de rotación y traslación, la circulación general de la atmósfera, las corrientes oceánicas, el relieve y la cercanía al mar. A su vez, en una escala local encontramos microclimas que varían también dependiendo de la cobertura del suelo.

La forma y movimientos de la Tierra hacen que la temperatura sea mayor en el Ecuador que en los polos, por lo cual disminuye en la medida en que nos acercamos a la Antártida o al Ártico. Así se genera un gradiente que nos permite establecer una primera clasificación de las REGIONES CLIMÁTICAS en zonas tropicales, templadas y polares. En este sentido, puedes observar que la temperatura varía con la latitud.

Lo mismo ocurre con la altitud, puesto que hace más frío en la medida en que nos elevamos por sobre el nivel del mar. En la tropósfera, la capa que se encuentra en contacto con la superficie terrestre, salvo variaciones locales normales, cada 1000 metros de altura la temperatura se reduce aproximadamente 6,5º C. Es por esto que podemos encontrar nieves eternas en zonas templadas: ¡porque se encuentran en lo alto de las montañas!

La cercanía al mar (y la presencia de agua en general) también modifica el clima debido a que los continentes y océanos absorben y emiten en forma diferente la radiación del sol. El agua tiende a regular la temperatura, por lo cual la diferencia entre las horas de frío y calor en ecosistemas costeros, marinos y humedales es menor que en regiones continentales.

De la misma forma la vegetación espesa tiende a atenuar el frío y el calor mucho mejor que el suelo desnudo. Este es uno de los motivos por los cuales la deforestación trae graves consecuencias para el clima local. Las ciudades en sí también son un mundo aparte... allí los vientos no corren tan fácilmente, el asfalto funciona muy distinto que el suelo, la vegetación está limitada a las veredas y algunas plazas. Todos estos cambios alteran las características particulares del lugar formando microclimas específicos.

Nos interesa también conocer la cantidad y frecuencia de las precipitaciones, sus variaciones estacionales, etc. ¿A que nos referimos con precipitaciones? A lluvia, nieve, granizo... Y estas dependerán de la cercanía a reservorios de agua, la cobertura del suelo, los vientos, las formas del relieve, etc.

PERSONAS
RESIDUOS
ENERGIA
FEMINISMO
ENVASE
ETIQUETAS
CONVERSA
DESPERDICIO
EMPRESAS
COMPRA
ACCIONES
CAMPAÑAS
BOICOT
BOLSAS
Regístrate para seguir en contacto...
arrow&v
¿Cómo te identificarías?

© 2020 para EcoPibes. Hecho con Wix.com