Circulación atmosférica

El aire en la Tierra se traslada en movimientos locales, regionales y globales, y esos desplazamientos dan lugar a los vientos, que son parte esencial de los climas. Hay numerosos factores que inciden en su dirección e intensidad; a nivel global, las dos principales son las diferencias de temperatura entre el Ecuador y los polos, y el movimiento de rotación terrestre.

El aire es más caliente en las zonas ecuatoriales, por lo cual tiende a viajar hacia las zonas polares más frías. Pero como la Tierra gira sobre su eje, esta circulación se ve alterada formándose varias “celdas” de ascenso, descenso y transporte de masas de aire.

En las zonas más cálidas el aire asciende formando centros de bajas presiones (CLICLONES) y se traslada por arriba a zonas más frías donde desciende en centros de altas presiones (ANTICICLONES).

Como resultado, el aire que desciende del anticiclón se desplaza al espacio que dejan los ciclones, generando vientos en superficie. Su contenido de agua varía en gran medida de acuerdo a las características de las superficies que atraviesan, por ejemplo, si vienen del mar serán vientos húmedos y del continente, secos. Por último, estos centros de alta y baja presión se trasladan dependiendo de las estaciones del año.

PERSONAS
RESIDUOS
ENERGIA
FEMINISMO
ENVASE
ETIQUETAS
CONVERSA
DESPERDICIO
EMPRESAS
COMPRA
ACCIONES
CAMPAÑAS
BOICOT
BOLSAS
Regístrate para seguir en contacto...
arrow&v
¿Cómo te identificarías?

© 2020 para EcoPibes. Hecho con Wix.com