Ciclo del agua

El ciclo del agua, también conocido como CICLO HIDROLÓGICO, es el proceso natural por el cual el agua circula y se conserva en el Planeta.

Para ello, atraviesa sus tres estados: líquido, sólido y gaseoso. En estado líquido se encuentra presente en ríos, lagos, mares, océanos y muchos otros espacios más pequeños como pueden ser las canaletas y acequias en las ciudades… ¡y los propios seres vivos!

El sol calienta el agua en la superficie, provocando su evaporación y elevación a la atmósfera. Allí, al enfriarse, vuelve a condensar formando las nubes, que viajan desplazándose de un ambiente a otro. Cuando la cantidad de gotas de agua aumenta, estas pueden precipitar bajo la forma de lluvia o nieve. Una vez que vuelve a la superficie, se desplaza por gravedad hacia las zonas más bajas o migra al subsuelo formando capas de agua subterránea. A su vez, en su camino va moldeando el paisaje, modificando el relieve.

Es un ciclo, porque se da de forma continua y circular. Es así que el agua se RECICLA en el ambiente, manteniendo su cantidad constante a lo largo del tiempo. Esto puede hacernos creer que es inacabable, pero en realidad la contaminación hace que cada vez tengamos menos agua de calidad para los distintos usos que le damos como sociedad. Es por ello que debemos cuidarla tanto. Porque es esencial para nosotres y todas las otras formas de vida en la Tierra.

PERSONAS
RESIDUOS
ENERGIA
FEMINISMO
ENVASE
ETIQUETAS
CONVERSA
DESPERDICIO
EMPRESAS
COMPRA
ACCIONES
CAMPAÑAS
BOICOT
BOLSAS
Regístrate para seguir en contacto...
arrow&v
¿Cómo te identificarías?

© 2020 para EcoPibes. Hecho con Wix.com