Biomas

Siendo que la distribución y abundancia de las especies en el planeta guarda estrecha relación con el medio, entonces en distintas condiciones ambientales es previsible encontrar una asociación determinada de organismos vivos.

Teniendo la temperatura y la disponibilidad de agua una influencia tan importante para la vida, las grandes regiones climáticas resultan en comunidades características que conocemos como BIOMAS.

Existen distintas clasificaciones, pero usualmente se los divide en: tundra; bosques boreales (taiga); bosques templados; bosques tropicales o selvas; sabana y pastizales tropicales; pastizales templados; desierto y matorrales secos; montañas; humedales; costas; y mares y océanos. Los límites entre uno y otro no son fijos y podemos encontrar selvas en montañas y humedales en bosques, como también existen zonas de transición entre ellos con especies mezcladas de dos o más biomas.

Decíamos entonces que se trata de grandes unidades espaciales de características climáticas y ecosistémicas similares. Por ejemplo, cuando piensas en el desierto te imaginas seguramente un lugar seco con poca vegetación, cactus espinosos, arbustos aislados y una fauna pequeña formada por roedores, serpientes y arañas. Esa bien podría ser la descripción de un desierto, porque la escasez de agua puede resultar en un ambiente con esas características. Sin embargo, es importante saber que cada desierto es distinto, cada bosque es único, cada pastizal es particular, etc. y todos son importantes y necesarios para el planeta.